Aquel que no tiene nada

Historia de un pequeño punto en busca de su propia identidad

Piste verte Le 6 décembre 2017  - Ecrit par  Rossana Tazzioli
Le 3 février 2019  - Traduit par  Jimena Royo-Letelier, Julio E. De Villegas
Article original : Celui qui n’a rien Voir les commentaires

« Yo siempre pienso que la reformulación incesante de definiciones fundamentales de las matemáticas es algo fecundo », escribió Paul Valéry, poeta y filósofo francés, a Tullio Levi-Civita, matemático italiano, en 1934, antes de hablarle de una definición del punto.

Definir el punto... Un pequeño regalo de Navidad para las lectoras y lectores de Images des mathématiques.

La definición más simple de la geometría elemental ¿no es acaso la de « punto » ? Desde la época de la escuela primaria se tiene la idea intuitiva de un punto marcado con un bolígrafo sobre un papel o con una tiza sobre una pizarra... es solo un « punto »… ; si yo coloco un punto después de otro y otro y otro, tendría un segmento...

Pero no... A pesar de esta evidencia, Aristóteles muestra que esta definición de segmento (que él llama « continuo ») conduciría a una contradicción :

es imposible que un continuo sea formado por indivisibles, por ejemplo, que una línea sea formada por puntos...

Aristóteles, La Física

Para mostrar esta paradoja, Aristóteles da las definiciones de « continuo » (aquello cuyas extremidades son una misma cosa), « contacto » (aquello cuyas extremidades están juntas), « consecutivo » (aquello entre lo cual no hay ningún intermediario del mismo tipo). Él refuta sucesivamente la posibilidad de que los puntos formen un continuo, de estar en contacto y de ser consecutivos, desarrollando una especie de punto de vista « topológico » acerca de la recta.

Pero entonces, el punto no puede tener ninguna dimensión.

El punto es aquel cuya parte es nula

escribe Euclides en Los Elementos, e incluso bien al principio [1] para escapar de la paradoja de Aristóteles (la « parte » se refiere aquí la dimensión). Pero entonces ¿qué es un « punto » ? Hace falta, parece, liberarse de la intuición, del bolígrafo y de la tiza para definirlo.

Yo he reflexionado de nuevo muy largamente acerca de este pequeño objeto, que esencialmente no tiene nada de “pequeño”. Me había hecho una “definición” que no hacía intervenir la pequeñez, y que no tendré la imprudencia (ni el coraje) de enunciárselo.

Carta de Paul Valery a Tullio Levi-Civita, París, 18 de septiembre de 1934

Uno podría tratar de cambiar el punto de vista mirando el « punto » como el auténtico generador de una línea (curva o recta) : el motor que, a través de su movimiento, da lugar a todas las curvas geométricas. Para desarrollar la idea de « punto » como elemento generador, Levi-Civita moviliza otros conceptos, a veces complicados, como la noción de « tiempo ».

Entre [nuestras representaciones mentales] más simples, está la imagen del movimiento de un punto geométrico. Esta imagen es una abstracción, a la cual se llega a través de la lógica pura introduciendo los postulados geométricos usuales y el concepto primitivo de tiempo.

T. Levi-Civita, 1934 [2]

Pero entonces, ¿de dónde viene el « punto » ?

Ese punto de vista tradicional es genético : las líneas se engendran [en el tiempo, diría Levi-Civita]. El punto de vista moderno es ontológico : los puntos preexisten y son sin identidad propia.

P. Cartier, « La jornada loca, de Grothendieck a Connes y Kontsevich. Evolución de las nociones de espacio y de simetría » [3]

Para regresar a la pregunta original « ¿qué es un punto ? », nada mejor que dejar la palabra al « punto » para que él nos explique por sí mismo lo que verdaderamente es...

Yo no soy sino el fruto tal vez
De dos líneas que se encuentran.

Yo no tengo nada.

Se dice : partir del punto,
Y llegar.

Yo no sé nada.

¿Pero quién
me borrará ?

Guillevic, « Point », Euclidiennes, Paris, Gallimard, 1967

La figura al comienzo de este artículo es una ilustración extraída del libro de Guillevic [4]. Los aficionados de la « geometría algebraica real » apreciarán esta imagen : las dos rectas punteadas que se cortan en un punto —que no está punteado (¡ !— les evocarán dos rectas imaginarias (conjugadas) que se cortan en un punto real.

Para concluir, citemos a Robert Desnos. Este último, en un poema escrito para Daniel, el hijo del compositor Darius Milhaud, pone en relación el « punto » con el « tiempo » y el « espacio » :

Por un punto situado sobre un plano
No se puede hacer pasar sino una perpendicular a ese plano.
Se dice eso...
Pero por todos los puntos de mi propio plano
Se puede hacer pasar a todos los hombres, a todos los animales de la tierra
Así que su perpendicular me hace reír.
Y no solamente a los hombres y a las bestias
Sino incluso muchas cosas
 
Piedras
Flores
Nubes
A mi padre y a mi madre
Un barco a velas
Un cañón de estufa
Y si me da la gana
Cuatrocientos millones de perpendiculares.

Robert Desnos, « La geometría de Daniel », 1939
Post-scriptum :

El autor (y la redacción de Images des mathématiques) agradecen a los relectores Clément Caubel, Marielle Simon, papyjac y a Sébastien Peronno por su ayuda, realmente muy importante para mejorar este artículo. ¡Grazie mille !

Notes

[1Libro 1, Definición 1.

[2En su artículo “Alcuni aspetti matematici della nuova meccanica”, Il Nuovo Cimento, vol. 11, 1934, p. 173-200.

[3Este artículo está publicado en Las relaciones entre las matemáticas y la física teórica. Festschrift for the 40th anniversary of the IHES, Paris, 1998, p. 23-42.

[4Acerca del poeta Eugène Guillevic, además de leer sus obras, se podrá consultar esta página Wikipedia.

Partager cet article

Pour citer cet article :

Julio E. De Villegas, Jimena Royo-Letelier — «Aquel que no tiene nada» — Images des Mathématiques, CNRS, 2019

Crédits image :

Image à la une - El logo de este artículo es un extracto de una página de las Euclidiennes de Guillevic. Las otras imágenes representan las selecciones de donde son extraídos los poemas presentados.

Commentaire sur l'article

Laisser un commentaire

Forum sur abonnement

Pour participer à ce forum, vous devez vous enregistrer au préalable. Merci d’indiquer ci-dessous l’identifiant personnel qui vous a été fourni. Si vous n’êtes pas enregistré, vous devez vous inscrire.

Connexions’inscriremot de passe oublié ?