Flatland

Fantasía en muchas dimensiones

Le 20 décembre 2012  - Ecrit par  Aurélien Alvarez
Le 4 février 2020  - Traduit par  Jimena Royo-Letelier, Julio E. De Villegas
Article original : Flatland Voir les commentaires
Lire l'article en  

Escrito en 1884, ’’Flatland’’ es una sátira matemático-socio-religiosa donde el autor sugiere a su lector la existencia de un espacio que tiene más de tres dimensiones.

Profesor y teólogo inglés, Edwin Abbott Abbott (1838-1926) es conocido sobre todo como el autor de Flatland que relata las aventuras de un cuadrado que repentinamente se enfrenta a una esfera. El cuadrado -que como todos sus condiscípulos vive en Flatland, un mundo de dimensión 2- toma conciencia entonces de un espacio que tiene tres dimensiones : Spaceland.

Contrariamente a uno de mis artículos anteriores, esta vez (re-)leí el libro ;-). Es la tercera edición publicada por Zones sensibles. Esta nueva edición es realmente encantadora... con una portada en tres dimensiones (¡ !) y una diagramación llena de humor, casi siempre distinta de una página a otra, todo acompañado de algunos pequeños toques de color por doquier.

PNG - 436.7 ko

Según algunos, Flatland sería uno de los primerísimos libros de ciencia-ficción, y si no, un inspirador. El texto es aún más notable ya que según su humor, usted será cautivado por las descripciones matemáticas, leerá ahí una crítica a las relaciones sociales en la época victoriana, o una sátira de la religión. Lo que es seguro es que Flatland ha inspirado a muchas personas, incluidos los autores de la excelente [1] película Dimensions [2].

Pero Flatland ha inspirado al menos otras dos películas :

  • una de Jeffrey Travis y Dano Johnson con las voces de Kristen Bell, Joe Estevez, Tony Hale, Martin Sheen, Michael York, cuya sinopsis está aquí :
  • y otra realizada por Ladd Ehlinger Jr en 2007 que se encuentra fácilmente en Internet :

Hágase usted tan plano como un panqueque y deslícese en este libro. Usted saldrá de regreso con una fabulosa conceptualización de nuestras morales, de nuestra debilidades y de nuestros chovinismos, realizada sin embargo por medio de una metáfora indolora y, en consecuencia, estimulante. Edwin A. Abbott pretende hacer una cosa, pero de hecho en realidad hace otra. Sin desconfiar, usted se le acerca furtivamente para mirar por encima de su hombro. Es el momento que él elige para darse vuelta de un brinco, gritando ’’¡Te atrapé !’’ antes de pasar encima suyo con su aplanadora literaria. Usted se da cuenta demasiado tarde que lo distrajo dándole una buena lección. En una introducción anterior a esta que yo releí cuando escribía estas líneas, me dí cuenta de una frase impregnada de condescendencia : ’’No se trata de un fútil relato de ciencia-ficción. Esta obra tiene por objetivo instruírle, y está escrita con finura y virtuosismo.’’ Tonterías. Como si todo buen relato de ciencia-ficción no fuera instructivo y no apuntara constantemente a la finura y al virtuosismo. Pero sobre todo, que Dios nos escuche, la ciencia-ficción tiene por finalidad divertir. Flatland nos ofrece un verdadero festival de conceptos que resultan instructivos. Distingamos bien las cosas. Dios nos guarda de los samaritanos literarios deseosos de ’’mejorarnos’’. Ese tipo de cosas lleva a las Inquisiciones y a los pelotones de fusilamiento. Deseémosles a esos energúmenos que se topen cara a cara con un isósceles de ángulos agudos con un ataque de estornudos ¡y que les inflinja una herida fatal ! Pero por el momento, Flatland le espera. La fiesta comenzará, amigo lector, cuando usted haya dado vuelta esta página. Hágalo sin esperar y deslícese en su interior.

En resumen, a todos quienes están en busca de ideas para regalos, esta nueva edición de Flatland me parece que calza justo, sobre todo si -como dice al terminar el prefacio del escritor estadounidense Ray Bradbury (1920-2012) - usted no tiene miedo de deslizarse en su interior...

Notes

[1Bueno... uno tiene el derecho a divertirse, ¿no ? ;-).

[2En el capítulo 2, la idea de explicar a lagartos planos los sólidos de Platón está extraída directamente de Flatland.

Partager cet article

Pour citer cet article :

Julio E. De Villegas, Jimena Royo-Letelier — «Flatland» — Images des Mathématiques, CNRS, 2020

Commentaire sur l'article

Laisser un commentaire

Forum sur abonnement

Pour participer à ce forum, vous devez vous enregistrer au préalable. Merci d’indiquer ci-dessous l’identifiant personnel qui vous a été fourni. Si vous n’êtes pas enregistré, vous devez vous inscrire.

Connexions’inscriremot de passe oublié ?