La matemática es un arma cargada de futuro

El 6 marzo 2010  - Escrito por  François Sauvageot
El 12 septiembre 2019  - Traducido por  Jimena Royo-Letelier, Julio E. De Villegas
Artículo original : La matematica es un arma cargada de futuro Ver los comentarios
Leer el artículo en  

Ayer ví El día de la falda, una potente película que cuenta el desconcierto de una profesora después de haber encontrado un revólver entre las pertenencias de uno de sus alumnos.

Me emocioné al reflexionar en esas situaciones, pese a que no me sentí identificado (falta mucho para que el curso donde enseño tenga puntos de comparación con el de la señora Bergerac, el rol de Isabelle Adjani). No encontré respuestas, ni siquiera elementos de respuesta a los problemas, amplios, presentados en la película.

¡Y pensé en lo que yo bien podría encontrar en los bolsos de mis alumnos ! ¿Qué armas? Entonces me acordé del poeta Gabriel Celaya, quien decía, como un manifiesto, La poesía es un arma cargada de futuro.

Poesía para el pobre, poesía necesaria
como el pan de cada día,
como el aire que exigimos trece veces por minuto

Y es cierto que yo podría encontrar verdaderas perlas, cosas por las cuales tener fe en la joven generación, creer que ella va a ofrecernos un mundo mejor.

Una vez por semana, propongo a cada uno plantear un desafío al resto del curso. Mientras más duro el desafío, mejor, pero es necesario que cada uno pueda abordarlo, que la solución sea accesible. A fin de año voy a ofrecer un regalo (sorpresa) a quienes hayan propuesto el o los mejores desafíos.

El de ahora fue propuesto por Bastien: ¿cuántas figuras convexas se puede fabricar a partir de un juego de Tangram ?

Lo que es potente en las matemáticas, para quien no les tenga miedo, es que son accesibles a todas y todos, incluso a los más pobres. Son, creo, necesarias. Necesarias para el futuro que ellas tienen en germen. La fuerza de ese potencial es que no está dirigido hacia algo impuesto, predeterminado. Ante todo es un espacio de libertad. Quien utilice las matemáticas hará lo que desee: no es una disciplina de especialización.

Falta ese tiempo de contemplación, de reflexión. Es cierto que nuestra formación (primaria, secundaria) le da poco lugar a la filosofía. Y ya que uno puede preguntarse para qué sirven las matemáticas en la formación de un ser humano, creo importante decir -como un manifiesto- que ellas son un espacio de potencialidades. Uno puede hacerlas marchar al sonido de la trompeta (ya sea soldado o general), utilizarlas para asentar un poder o reproducir esquemas sociales, pero uno puede servirse de ellas tanto para escapar de la locura del mundo como para ir más allá de las estrellas o sumergirse en un mundo a su propia imagen.

Cualquiera sea lo que uno elija, puede usarlas para sostener sus ideas, defenderlas, discutir, intercambiar, compartir... amar. Y es esta potencialidad, lejos del poder, lo que las hace necesarias.

Matemática para el pobre, matemática necesaria
Como el pan de cada día
Como el aire que exigimos trece veces por minuto

Comparte este artículo

Para citar este artículo:

Julio E. De Villegas, Jimena Royo-Letelier — «La matemática es un arma cargada de futuro» — Images des Mathématiques, CNRS, 2019

Comentario sobre el artículo

Dejar un comentario

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?

La traducción del sitio del francés al castellano se realiza gracias al apoyo de diversas instituciones de matemáticas de América Latina.