Ciencia y público general

El 19 noviembre 2009  - Escrito por  Pascal Chossat
El 20 mayo 2019  - Traducido por  Jimena Royo-Letelier, Julio E. De Villegas
Artículo original : Science et grand public Ver los comentarios
Leer el artículo en  

Un día (hace bastante tiempo, porque era joven en esa época...) le explicaba a un colega estadounidense -que acababa de escribir un libro ’’para público general’’- que esto me parecía una pérdida de tiempo. Primero, para hacer llegar correctamente un mensaje científico ante una audiencia no enterada hay que dedicar mucho tiempo y energía, que podría ser mejor utilizada para demostrar teoremas. Luego, no es nuestro trabajo, no nos pagan para eso. El me respondió muy sencillamente: al final, son las personas, los ciudadanos, los que pagan nuestro trabajo, y ellos tienen el derecho de saber por qué. Este argumento me ha hecho reflexionar. La ciencia no es fácilmente accesible. Los medios de comunicación a menudo dan una imagen deformada y hasta caricaturesca de ella. Incluso revistas serias como La Recherche y Pour la Science no están exentas de artículos a veces incomprensibles, y otras veces triunfalistas o cautivadores. Yo encuentro, sin embargo, que se han realizado esfuerzos y que la situación ha mejorado desde hace algunos años. No hay que dejar de lado tampoco los efectos colectivos provocados por la mención de acontecimientos que nos llevan de vuelta a temores ancestrales (por ejemplo, el recalentamiento climático que evoca imágenes de inundaciones gigantescas, el fin del mundo...). Los medios de comunicación, y a veces los políticos, tienen tendencia a surfear sobre esas inquietudes legítimas y la ciencia se arriesga entonces a servir de pretexto para una manipulación de las mentes. Finalmente es por esto que mi punto de vista ha cambiado. Me parece necesario que los mismos científicos se ocupen de presentar al público no solo sus resultados sino también sus cuestionamientos, sus incertidumbres, la evolución intelectual que les ha conducido a estudiar tal o cual aspecto de un problema. Esto vale en especial para los matemáticos, cuya disciplina es a menudo mal comprendida (incluso a veces por otros científicos). Yo personalmente me he vinculado, sin duda de manera insuficiente, publicando hace 15 años un pequeño libro sobre mi área [1]. Sí, es mucho trabajo, pero es un deber ciudadano.

Notas

[1P. Chossat. Les Symétries Brisées, coll. Sciences d’Avenir, éd. Pour-la-Science - Belin, Paris (1996).

Comparte este artículo

Para citar este artículo:

Julio E. De Villegas, Jimena Royo-Letelier — «Ciencia y público general» — Images des Mathématiques, CNRS, 2019

Comentario sobre el artículo

Dejar un comentario

Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, debe registrarte previamente. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se le ha suministrado. Si no está inscrito/a, debe inscribirse.

Conexióninscribirse¿contraseña olvidada?

La traducción del sitio del francés al castellano se realiza gracias al apoyo de diversas instituciones de matemáticas de América Latina.