El cáncer ¿se debe a la mala suerte ?

Le 2 février 2015  - Ecrit par  Avner Bar-Hen
Le 11 janvier 2022  - Traduit par  Julio E. De Villegas, Jimena Royo-Letelier
Article original : Le cancer est-il dû à la malchance ? Voir les commentaires
Lire l'article en  

Un artículo de la revista Science del 2 de enero de 2015 (aquí) provocó un cierto número de reacciones en la prensa (aquí o acá) y los diferentes artículos titularon acerca del efecto de azar en los cánceres. El trabajo de investigación es muy interesante pero no habla en absoluto del riesgo de cáncer.

En efecto, el objetivo del estudio es explicar las variaciones del riesgo de cáncer y el título del artículo es claro : “Variation in cancer risk among tissues can be explained by the number of stem cell divisions”. La idea de los autores es la siguiente : el cáncer es provocado por las mutaciones en el ADN, y las las mutaciones pueden ser causadas -entre otras cosas- por la replicación del ADN. Por lo tanto, cuanto más numerosos sean los ciclos de replicación del ADN (es decir, que hay numerosas divisiones celulares en un tejido en especial), más alto es el riesgo de cáncer.

Para probar esta hipótesis, los autores analizaron los datos acerca del riesgo de cáncer a lo largo de la vida y la tasa de división celular de los tejidos donde se desarrollan 31 tipos de cáncer. Estos datos sugieren que existe una relación entre el riesgo de cáncer y el número de divisiones celulares. Pero no dice nada acerca de la proporción de cánceres debido a la división celular. Si se observa el archipiélago normando de Chausey, en Francia, se puede ver cerca de 365 islotes con marea baja contra alrededor de 52 islas con marea alta. Esto informa acerca de las variaciones de alturas de agua (intermareal), pero no dice nada acerca de la profundidad de los fondos marinos.

Volvamos entonces a los trabajos de nuestros autores : su primer gráfico representa el riesgo de cáncer a lo largo de la vida y el número total de divisiones de células madre (log10 de los valores).

GIF - 76 ko
Cliquer pour agrandir

La relación lineal es muy fuerte mientras que los riesgos de cáncer son muy variables. Si sobre ese gráfico se traza la recta que se ajusta mejor a los datos (vea un curso de regresión lineal para más detalles), se puede buscar los cánceres que están más cercanos a la derecha y aquellos que están más alejados. Esto permite a los autores separar los cánceres en dos grupos : aquellos a los cuales se puede asociar la aparición de la división celular (por ejemplo, el cáncer de páncreas) y aquellos a los cuales no se puede resumir el cáncer a la división celular (por ejemplo, el cáncer colorrectal o el cáncer de pulmón). El primer grupo contiene 22 cánceres y representa el grupo de los cánceres cuya aparición está asociada a la división celular -esto ha sido resumido por la « mala suerte »- mientras que para el segundo grupo (9 cánceres) la división celular es menos importante y por lo tanto no se puede hablar únicamente de ’’mala suerte’’. El resumen que consiste en decir que 2/3 (o sea cerca de 22/31) de los cánceres ’’se deben’’ a la mala suerte es doblemente fraudulento : (i) El artículo explica las variaciones y no los riesgos, (ii) hay cánceres mucho más frecuentes que otros. Este último punto es conocido entre los psicólogos como un sesgo de equiprobabilidad. Si usted lanza dos dados, muchas personas piensan que las dos sumas 11 y 12 tienen la misma probabilidad de aparecer. La justificación clásica es que el azar determina la suma y por lo tanto no favorece un lanzamiento u otro. Ahora bien, 11 es en realidad dos veces más probable que 12, porque dos configuraciones de los dados ((5-6 y 6-5) corresponden a una suma de 11, mientras que solamente una (6-6) corresponde a una suma de 12.

JPEG - 91.3 ko
Cliquer pour agrandir

Uno también puede hacer un pequeño desvío histórico y recordar que en los cánceres clasificados como ’’debidos’’ solamente a la división celular, la investigación epidemiológica tiene una retrospectiva : en 1775, Percivall Pott, en Londres, describió el cáncer del escroto de los deshollinadores y Hill, en 1761, estableció un vínculo entre cáncer nasal y tabaco aspirado (rapé). Es lo que recuerda la liga contra el cáncer en el afiche que es logo de esta nota (aquí).

JPEG - 220.2 ko
Cliquer pour agrandir

Si volvemos al tema del artículo, podemos buscar la parte de la variación de la tasa de cáncer que no se debe a la división celular y por lo tanto a la ’’mala suerte’’. Esta estrategia es utilizada para examinar el efecto de fumar en las tasas de cáncer de pulmón. El riesgo de cáncer es 18 veces más elevado entre los fumadores que en los no fumadores. Cerca de 18% de la población adulta de Estados Unidos fuma (según los Centers for Disease Control and Prevention), lo que sugiere que para el cáncer de pulmón, alrededor de 75% del riesgo se debe al tabaquismo (el riesgo suplementario a causa del tabaco es multiplicado por la proporción de fumadores dividido por el riesgo total del cáncer de pulmón) (vea aquí también). Este resultado es perfectamente coherente con la literatura y totalmente opuesto al resumen que uno pudo leer en la prensa.

En este momento de la historia, uno puede entonces preguntarse cómo un estudio científico termina por ser presentado de manera tan sesgada. Un resumen rápido sería culpar a los periodistas científicos, pero ellos no son los únicos responsables.

PNG - 126.8 ko

-* El abstract utiliza esa desafortunada palabra ’’bad luck’’ para hablar de la parte de la variación explicada por la división celular. Esto probablemente fue visto como un resumen un tanto enganchador con el fin de agradar a los lectores. Es una desgracia, ya que un artículo en una revista como Science tiene más posibilidades de llegar a la prensa masiva que un artículo en una revista más especializada.

  • La portada de Science es ’’the bad luck of cancer’’. Es por lo menos discutible y hace pensar que Science es una revista para la sala de espera de una consulta de dentista.
  • El comunicado de prensa indica ’’By [the authors’] measure, two-thirds of adult cancer incidence across tissues can be explained primarily by bad luck’’. Es más que rápido y uno termina por no hacer diferencia entre un comunicado de prensa y un anuncio para gaseosa.

Todo esto muestra que uno debe poder interesarse en la ciencia sin hacer sensacionalismo, y que puede haber un eslabón faltante entre las revistas científicas y los diarios masivos.

Post-scriptum :

Una primera versión de esta nota fue publicada en el blog Statistiquement vôtre.

Partager cet article

Pour citer cet article :

Julio E. De Villegas, Jimena Royo-Letelier — «El cáncer ¿se debe a la mala suerte ?» — Images des Mathématiques, CNRS, 2022

Crédits image :

Image à la une - Afiche de la liga contra el cáncer.
img_13397 - Cristian Tomasetti et Bert Vogelstein, Variation in cancer risk among tissues can be explained by the number of stem cell divisions, Science 2015 figure 1
img_13398 - Extrait d’une série
img_13399 - Affiche publicitaire pour le « ramoneur des intestins »

Commentaire sur l'article

Laisser un commentaire

Forum sur abonnement

Pour participer à ce forum, vous devez vous enregistrer au préalable. Merci d’indiquer ci-dessous l’identifiant personnel qui vous a été fourni. Si vous n’êtes pas enregistré, vous devez vous inscrire.

Connexions’inscriremot de passe oublié ?